Objeto de estudio

Justificación 

Una empresa con conocimiento de su cultura empresarial, pero sin estrategia empresarial, no tiene dirección y una compañía con estrategia corporativa, pero sin conocimiento de la cultura existente en la organización, no tiene fuerza (Henderson, 2014, p.66), es decir, que si las prácticas del personal no estan alineadas con los objetivos de la empresa irremediablemente ello afectará de forma negativa a los resultados económicos previstos (Henderson, 2014, p.140). 

Las teorías que los mencionados investigadores han generado en sus estudios sobre la relación entre cultura de empresa y su impacto en la productividad de la compañía afirman que es crucial que la estrategia empresarial, entendida como el plan de acción diseñado con el propósito de lograr los objetivos estipulados por la organización, competitividad y durabilidad, debe de estar alineada con la cultura de empresa, entendida como el conjunto de prácticas e interacciones entre los miembros y sus formas de relacionarse dentro de el proyecto de emprendimiento.

Planteamiento del problema 

Una cultura corporativa pasiva y desmotivada, sin compromiso con las directrices de la empresa, generará una influencia negativa en las actividades y en las relaciones laborales cotidianas, tendrá un impacto negativo en los resultados finales, y no llegará a ser una empresa sostenible. En cambio, una cultura corporativa optimista, motivada y comprometida con la dirección de la empresa tendrá un impacto positivo en los resultados finales (Henderson, 2014, p.141), y logrará ser competitiva y sostenible a largo plazo. Por ende, las corporaciones que no conocen la cultura corporativa que se construye dentro de la organización, se encuentran en situación de riesgo y debilidad. Por lo tanto, es de máxima importancia que los emprendedores tomen conciencia de la cultura corporativa que construyen en el proceso de emprendimiento y realicen los ajustes necesarios para lograr un equipo de trabajo alineado con los objetivos para desarrollar un proyecto empresarial competitivo y sostenible. 

Hipótesis del trabajo 

Mientras los emprendedores se dedican a definir las directrices y el plan de acción para lograr los objetivos están construyendo la cultura corporativa a través de sus prácticas e interacciones (Henderson, 2014, p.140). Para que el proyecto de emprendimiento sea capaz de cumplir con los objetivos y sea competitivo en el mercado necesita que la cultura corporativa sea fuerte y trabaje en la misma dirección que la estrategia empresarial. Una cultura corporativa fuerte es aquella en la que existe un equipo de trabajo homogéneo que comparten prácticas y significados, motivado a dar lo mejor de sí mismos y comprometido con los objetivos del proyecto a corto, medio y largo plazo.

Objetivo 

Esta investigación propone conocer la cultura corporativa que los emprendedores construyen durante el proceso de emprendimiento, el grado de implicación y compromiso de los integrantes con la consecución del proyecto, detectar prácticas y lógicas de pensamiento en conflicto con la proyección de empresa y diseñar dinámicas de trabajo para fortalecer el equipo humano. Así como lograr un equipo de trabajo comprometido con los objetivos de su pequeña empresa, capaz de superar los retos y obstáculos en el proceso de emprendimiento, motivado para trabajar hacia la excelencia empresarial y como consecuencia no sólo cumplir con los objetivos definidos, sino superar considerablemente las expectativas económicas, ser competitivos en el mercado, resilientes y crear una empresa sostenible en el tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar